El sueño de la casa propia… o por qué tardé 10 años en construir mi propio sitio web.

Razones hay muy pocas. Justificaciones nunca faltan.
Sin embargo, he descubierto que suele ser un problema más común de lo que se pensaría para las agencias que se dedican a producir contenidos y sitios web para sus clientes (ya me dirán ustedes si lo han visto o si les ha pasado), donde “el peor cliente” es siempre uno mismo; el más exigente, el que nunca queda satisfecho y que está siempre cambiando algo hasta último momento..

El motivo de escribir esta historia tiene más que ver con una reflexión personal, con una anécdota. Tal vez a alguno le cause gracia, o tal vez ni les hace gracia ni nada.. bueno, si han llegado hasta acá entonces trataré de ir un poco más al fondo del tema.

Luego de haber dedicado los últimos 10 años a prestar servicios de producción digital para empresas, otras agencias y a muchas personas sacando adelante sus emprendimientos, siempre me ha resultado relativamente fácil pasar de un trabajo al siguiente (¡muchas gracias por todas sus recomendaciones!) y así continuar postergando la web propia. Podrán ustedes juzgar como quieran, sin embargo desde mi punto de vista tuvo que ver más con un asunto de “actitud”. Trataré de explicar mi visión al respecto.

Un antiguo jefe alguna vez me dijo “lo perfecto es enemigo de lo bueno”. Aquella frase me dejó pensando y hasta el día de hoy la recuerdo con frecuencia.. me ayudó a descubrirme en todas las ocasiones donde la actitud frente a un desafío no fue la correcta. Me esforcé tanto por lograr la perfección que nunca me permití lograr algo bueno y a tiempo.

La buena noticia es que luego de implementar las metodologías de desarrollo ágil en software (para las operaciones) y descubrir la sociocracia en la gestión de equipo, más teniendo en cuenta que un producto digital nunca está terminado podríamos concluir que se debe incorporar el principio de mejora constante, en una eterna versión “beta”, como dice mi amigo Alejandro, CEO en Comprovo.

La reflexión no termina aquí, pero si algo me queda es la pregunta permanente de cómo mantenemos una actitud adecuada frente a los desafíos de la vida misma en el día a día naturalmente. Pienso que si somos capaces de aplicarlo tanto en nuestra vida personal como laboral, las recompensas no demoran en llegar.

Nace el Blog

Un paso importante, que abre infinitas posibilidades. Nada más recordar la anécdota de mi amigo Ricardo y de cómo terminaron presentando una performance de arte multimedial  en Shangai

Como yo lo veo, es más bien un espacio donde podré compartir algunas “píldoras” de conocimientos prácticos y aplicables a tu sitio web o negocio, fruto de la experiencia acumulada en estos años más que todo de surfear la web y del propio ejercicio laboral con el foco puesto en la digitalización de las comunicaciones y del marketing.

Sean todas y todos bienvenidos al Blog de NAVI Soluciones.

¡Un afectuoso saludo!

Nicolás Berríos Vergara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *